Tienda de Calzado y Complementos para Señora, en la Calle Mayor de Gracia, Barcelona

Se trata de un local alargado, de escaso ancho de fachada, estrangulado más hacia el interior por el núcleo de escaleras de la finca a la que pertenece con una sala grande, dispuesta en su zona posterior, rectangular en planta. Para contrarrestar esa angostura se optó por disponer una zona de escaparate, a la derecha, y unas vitrinas y expositores empotrados a la izquierda, sustituyendo a su vez la puerta de acceso a la tienda por una cortina de aire. En la zona de estrechamiento se ha colocado un espejo para aumentar la sensación visual de amplitud. Ya en el interior de la sala se han ubicado unas sencillas estanterías y, puntualmente, unas hornacinas de cartón yeso, donde se exhiben los diferentes productos ofertados. Se ha optado por no instalar falso techo alguno, dejando visible el forjado y altura originales. La iluminación se ha resuelto con carriles perimetrales de focos y con una lámpara central donde cuelgan globos de vidrio opal. La caja se dispone en la zona posterior de la sala, tras la cual y separada por una pared estructural, se ubica el aseo adaptado y la zona de almacén. El pavimento, cerámico y de tonalidad gris ceniza, unifica la sala interior con la zona de escaparate y se ha dispuesto perpendicular a las paredes medianeras para contrarrestar ese carácter alargado del local.